Click for Menu

Bodega y vinos

En total, cultivamos ocho hectáreas de viñedos, de las cuales tres fueron plantadas entre los años 1953 y 1968. Las viñas, situadas entre 90 y 100 m sobre el nivel del mar, pertenecen a los términos municipales de Sant Climent Sescebes y Espolla, dentro de la DO Empordà.

El clima es mediterráneo, con temperaturas suaves tanto en invierno como en verano. El viento característico de la zona es la tramontana, que sopla con fuerza durante todo el año. Las precipitaciones medias anuales son de 600 ml.

El terreno es de arena de granito (jabre), con pizarra cuarcífera de forma puntual. Todas las parcelas son de secano, en unos terrenos casi llanos.

Las tareas en los viñedos son esencialmente manuales: prepoda, poda, poda en verde y seguimiento del crecimiento (atando y despuntado las viejas viñas, y bajando y subiendo los hilos de las viñas emparradas). Las viñas más viejas las cavamos manualmente, y las más jóvenes las trabajamos superficialmente con el tractor. Abonamos la tierra con abono orgánico y sembramos gramíneas y leguminosas.

Durante el invierno, con el fin de controlar la cobertura vegetal y aportar materia orgánica a la tierra, permitimos que pazca por la finca un rebaño de ovejas del Mas Marcè; un productor de quesos ecológicos con quien colaboramos para el mantenimiento de los bosques y de los pastos.

Como tratamientos para la tierra, utilizamos caldo bordelés y azufre en polvo; año tras año, intentamos integrarlos con tratamientos naturales y alternativos para combatir las plagas.

Únicamente elaboramos vinos con uvas procedentes de nuestras propias cepas, vendimiadas manualmente por las mañanas y recogidas en cajas de trece kilos.

Somos nosotros mismos quienes decidimos cuándo debe vendimiarse y cómo debe tratarse el mosto de las viñas, sin contar con la ayuda de ningún técnico de campo ni de enólogos.

Vendimiamos cada parcela dependiendo del grado de maduración de la uva y la elaboramos por separado según sus características y con los diferentes vinos que obtenemos de la misma.

Elaboramos cada tipo de vino sin ninguna intervención durante el proceso de fermentación y crianza. Esto significa que el mosto fermenta espontáneamente gracias a sus propias levaduras y que no añadimos productos enológicos en ningún momento del proceso. Trabajamos la vid con el fin de obtener uvas sanas y maduras, requisito indispensable para poder elaborar vinos naturales.
Nuestros vinos no contienen sulfitos añadidos, no están sometidos a filtrajes o a clarificaciones ni a ningún tipo de intervención o corrección enológica.

Todos nuestros vinos están certificados por el Consell Català de la Producció Agrària Ecològica (CCPAE) y se elaboran de conformidad con los criterios de la Asociación de Productores de Vinos Naturales (PVN) de España.